solidaridad

 

La solidaridad se refiere a los sentimientos de simpatía y responsabilidad compartidos por personas dentro de los grupos y entre ellos, alentando la fraternidad, el amor y el apoyo.

 

Sinónimos

 

Compañerismo, camaradería, fraternidad, hermandad, pacto, comunidad, unión, unanimidad, altruismo, amor, rendición (en solidaridad), devoción, sentido de comunidad, caridad, filantropía, sentido común, consenso, apoyo, adhesión, protección, respaldo.

 

Etimología

 

La palabra solidaridad expresa la cualidad del solidario, es decir, que se adhiere a una causa común. La palabra solidario se deriva del latín «solidus», que significa denso, sólido, firme, genuino, verdadero, completo, compacto.

 

El término «sólido» posee un valor de unión entre diversas partes. Y describe el carácter macizo, consistente, completo, homogéneo, firme o sólido de algún objeto.

 

Como cualidad, lo «sólido» expresa seguridad, confiabilidad y resistencia, denotando así a una persona moralmente impecable.

 

Definición

 

La Real Academia Española define la solidaridad como la «adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros».

 

Introducción

 

Cuando hablamos de solidaridad nos referimos al apoyo mutuo dentro de un grupo, a la conciencia de estar juntos, a la unidad o acuerdo de sentimiento o acción, especialmente entre individuos con un interés común.

 

La palabra solidaridad expresa tres sentidos diferentes:

 

Compañerismo: el vínculo que existe entre las personas que se acompañan para algún propósito en común, formando algún tipo de comunidad o grupo.

 

Altruismo: la atención desinteresada por el otro o los otros.

 

Apoyo: colaborar o influir a que una persona consiga algo o a que una cosa se desarrolle o suceda. Manifestar conformidad o acuerdo.

 

Descripción

 

Tenemos una relación con nosotros mismos y somos conscientes de nosotros mismos. Igualmente, tenemos la capacidad para afirmarnos a nosotros mismos. Pero, también estamos en relación e interacción con otros seres vivos. Como seres sociales tenemos una necesidad natural de respeto mutuo y confianza que, a su vez, nos exige la conciencia y el reconocimiento de lo humano y una conexión social: solidaridad.

 

Hablamos de los vínculos que nos unen y hacen posible la vida en sociedad. Una suerte de sentido de valores y propósitos compartidos, respaldado por un sentido de lo que hemos logrado y compartido. El sentimiento de solidaridad transmite una sensación de seguridad, que hace que sea más fácil confiar en los demás. Sin solidaridad solo hay indiferencia.

 

La solidaridad es simpatía y responsabilidad, y está vinculada con la política de clase, el capital social, la cohesión social, la idea del bien común y la responsabilidad social compartida.

 

En principio, es el pegamento de la sociedad y lleva implícito el apoyo mutuo activo para enfrentar un problema común.  Se trata de la unión de personas para conseguir un fin legítimo. Ahora bien, la solidaridad encierra todos nuestros esfuerzos para conseguir dicho propósito, ya sea social, religioso, político, jurídico, económico, industrial o medioambiental.

 

217 vistas

Licenciada en filosofía, ética y valores humanos.

La casa de la ética

El arte de saber vivir bien