Kohlberg: desarrollo moral

 

Lawrence Kohlberg, psicólogo estadounidense y referencia por antonomasia en este tema, en su libro La psicología del desarrollo moral, definió el desarrollo moral como el desarrollo de un sentido individual de justicia, que depende del desarrollo cognitivo. Porque el niño no puede medir de forma coherente los efectos de sus acciones, hasta que pueda ponerse en el lugar de otras personas, que se verán afectadas por esas acciones.

 

Cuando hablamos de desarrollo moral nos referimos a la manera como nos adaptamos al medio social, ya que las personas adaptamos la conducta a medida que adquirimos conciencia de nosotros mismos y de nuestro exterior.

 

La mayoría de conceptos morales y formas de pensamiento, requieren de una extensa experiencia con el medio social, ya que éstos cambian y se desarrollan con el tiempo, en la medida en que interactuamos con el entorno.

 

Asimismo, las representaciones mentales que tenemos sobre nuestro orden cultural (modelos, normas y valores) y social (relaciones interpersonales), se configuran en estructuras mentales en forma de juicios, criterios y actitudes que pueden ejercitarse en la cotidianidad.

 

Por tanto, siguiendo a Kohlberg, el desarrollo moral tiene sus bases en la estimulación de nuestro razonamiento, sobre cuestiones y decisiones que encierran situaciones de relación interpersonal. Siendo, así, el papel del pensamiento importante, sobre todo el cómo y por qué justificamos y razonamos nuestras decisiones morales.

 

El desarrollo moral sucede en cada uno de nosotros por una serie de fases o etapas. Kohlberg propuso una secuencia de desarrollo moral a través de tres niveles, que se suceden progresivamente, desde un razonamiento menos equilibrado y maduro hasta uno más avanzado; donde avanzamos de una etapa a otra en el proceso de desarrollo del pensamiento moral. Cabe anotar que este avance no está necesariamente sujeto a la edad.

 

Si bien, estas etapas son las mismas para todos los seres humanos, lo que indica la etapa en la que nos encontramos, es el razonamiento moral que realizamos frente a un dilema moral, no la respuesta en sí misma, ni la edad. Sólo las personas que alcanzan un razonamiento de justicia moral estructurado pueden llegar a la etapa más alta.

 

Nivel 1: Moralidad Preconvencional

 

Características

Se da entre los 4 y 10 años.

Control externo. Los niños observan patrones ajenos ya sea para evitar castigos u obtener recompensas.

No se tiene en cuenta la intención al emitir juicios.

La moralidad es considerada en términos de obediencia.

El individuo no es capaz de tener en cuenta los intereses de otros porque no se da cuenta todavía de que pueden ser distintos de los suyos.

 

Etapa 1: Moralidad heterónoma

■ Lo correcto es evitar romper las reglas para obedecer a un poder superior o autoridad.

 

Etapa 2: Moralidad individualista e instrumental

■ Lo correcto es cumplir las normas para obtener beneficios individuales, generando relaciones de intercambio instrumental.

 

Nivel 2: Moralidad Convencional

 

Características

Se da entre los 10 a 13 años.

Los actos se juzgan por la intención.

Se interiorizan los estándares de figuras de autoridad.

El individuo comprende que debe respetar los intereses de otros para poder exigir que éstos respeten los suyos.

Control interno. El sujeto se premia y se castiga a sí mismo, sintiéndose en paz cuando obra bien y experimentando sentimientos de culpa y de remordimiento cuando realiza una mala acción.

 

Etapa 3: Moralidad interpersonal y normativa

■ Lo correcto es tener en cuenta los intereses y normas de los grupos de referencia inmediatos a la hora de actuar.

 

Etapa 4: Moralidad del sistema social

■ Lo correcto es cumplir con las obligaciones y acatar la ley para contribuir al orden y buen funcionamiento de la sociedad.

 

Nivel 3: Moralidad Posconvencional

 

Características

Se da de los 13 años en adelante.

Autonomía y autorregulación.

El individuo asume guiarse por principios éticos universales.

El patrón de la conducta es interno, al igual que el razonamiento acerca de lo correcto e incorrecto.

 
Etapa 5: Moralidad de los derechos humanos y el bienestar social

■ Lo correcto es buscar el mayor beneficio para el mayor número de personas.

■ Lo correcto es respetar los derechos y valores compartidos por el género humano.

 

Etapa 6: Moralidad de los principios universales

■ Lo correcto es basar las decisiones en principios universales.

■ Lo correcto es defender los principios universales sobre leyes o normas que estén en contraposición.

 

312 vistas

Licenciada en filosofía, ética y valores humanos.

La casa de la ética

El arte de saber vivir bien